Autocares para la afición
 
 
 
 

Era el domingo 26 de mayo del año 2.002 y el C.D.Can Parellada tenía una cita con la Historia.Todo se había preparado minuciosamente. El Club puso a disposición de los aficionados cuatro autocares para el desplazamiento al campo del Molletense y, así mismo, se le entregó una camiseta del equipo a cada asistente y se  repartieron gran cantidad de banderas. El colorido de las gradas era espectacular.

 

He aquí la crónica del partido:

El Can Parellada rubricó su gran temporada

ganando al Molletense por 0 a 2, ante más de 

150 seguidores en las gradas. Con el triunfo, el

conjunto egarense logra el ascenso a

Regional Preferente(Diari de Terrassa)

 

    Llegada  de aficionados al campo del Molletense.
 
 
 
 
 Afición en las gradas
El Can Parellada escribió en Mollet una de las páginas más brillantes de su historia. A la gran temporada que ha realizado el conjunto egarense sólo le faltaba poner la guinda, y los hombres de Miguel Olmo no fallaron en esta última jornada. Arropados por más de 150 seguidores, los jugadores del C.D.Can Parellada no defraudaron a su afición y lograron, tras imponerse por 0 a 2 al Molletense, el ansiado ascenso. La misión, como se preveía, no fue nada fácil. El equipo contrario opuso mucha resistencia. El centenar y medio de gargantas del público egarense, no dejaron de animar a sus jugadores, muy atenazados por los nervios en los primeros compases del partido.

Después de unos instantes de cierto descontrol, los hombres de Olmo se fueron asentando y su juego mejoró muchos enteros. Bernat comenzó a verlo todo más claro y su excelente calidad y visión del juego empezaron a imponerse en el centro del campo. El medio-centro fue la referencia del equipo y por sus pies pasaron la mayoría de los balones. La banda izquierda se convirtió, durante buena parte de la primera mitad, en la baza ofensiva de los egarenses. Mariano y Javi Pollo se entendieron a la perfección y sus centros al área llevaron mucho peligro. 

Animando al Can Parellada.

Alegría tras el ascenso.

 

El Molletense por su parte, se mostró muy ordenado en defensa y cerró muy bien los espacios entre líneas. El conjunto local se mostró muy peligroso al contragolpe y tuvo en Paco Sánchez  a su hombre más inspirado. Ambos equipos  se mostraron ansiosos por resolver con rapidez el envite. El ritmo del balón durante este periodo fue alto, aunque no exento de imprecisión. El Can Parellada no acabó de sentirse cómodo ante un rival que presionó muy arriba y que no renunció en ningún momento al ataque.

Alegría en el campo.

Alegría tras el ascenso.

 

 

Las llegadas al área local se sucedieron, aunque faltó algo de tranquilidad para sacarles un mayor rendimiento. Un disparo de Ignasi que salió fuera, un cabezazo de Oriol ligeramente alto y una volea al lateral de la red de Sergio, pudieron acabar en el fondo de la portería del Molletense. Las pulsaciones  de los jugadores egarenses fueron bajando con el transcurrir del tiempo, lo que permitió que su juego ganara en fluidez y precisión. Poco a poco, el Can Parellada se adueñó del balón y también de la situación, aunque la ansiedad por resolver el partido seguía latente dentro del campo como en las gradas.

 

Alegría

 

A la media hora llegó el premio a la insistencia visitante. Gran pase al hueco de Sergio para la entrada de Isma y el delantero, después de dejar botar el balón, empalmó un gran disparo que hizo inútil la estirada del meta Miguel. El gol desbordó la alegría en las gradas, que se poblaron de banderas, y también en el campo. Los jugadores del Can Parellada se abrazaron exultantes sabedores de la importancia del tanto. Los hombres de Miguel Olmo supieron interpretar muy bien la situación y lejos de replegarse, se volcaron al ataque para apuntillar a un rival ligeramente noqueado por el gol encajado

¡Campeones!, ¡Campeones!
Baño en el vestuario
 

Siete minutos más tarde, llegó el delirio. Bernat sacó una falta desde la derecha, Oriol peinó el balón hacia atrás e Izarbe , de cabeza, remató al fondo de la red. El defensa se adelantó al salto del portero local y tocó lo justo para que el balón entrara. Con 0 a 2 se llegó al descanso. En la segunda mitad, el juego bajó muchos enteros y apenas se pudieron contabilizar un par de jugadas de cierto peligro por ambos bandos. El gran trabajo de Ignasi en el centro del campo, (el jugador se hartó de recuperar balones) permitió a Bernat imponer en cada momento el ritmo de juego que más le convino a su equipo.

¡Campeones!, ¡Campeones!
Se desborda la alegría en el vestuario
 

A pesar de que el juego no fue demasiado vistoso, el Can Parellada supo templar los nervios iniciales y recurrió a la intelegencia y saber estar para controlar el partido y dejarlo morir. El aliento de la afición, que no dejó de animar a los egarenses en ningún momento, llevó en volandas a los jugadores del Can Parellada cuando empezaron a pesar las piernas en la segunda parte. Los cánticos de " campeones", "campeones" acompañaron a los hombres de Olmo en los últimos minutos del partido y la alegría se desató con el pitido final del colegiado.

 

Por el Can Parellada jugaron:

José Luis, Izarbe, Javi Pollo, Gerardo, Bernat, Juan Jesús, Isma (Carlitos), Sergio(Patxi), Oriol(Carlos), Ignasi y Mariano(Navarro).

 

Copa al Campeón
Alegría tras el partido.
Un Presidente feliz:

Uno de los hombres más felices era sin duda, Lluís Acosta, presidente del Can Parellada. " En estos momentos no puedo expresar la enorme alegría que siento. Soy un hombre muy feliz. Esto es increíble. Ha sido una temporada muy larga, donde todos hemos tenido que trabajar muy duro para llegar hasta aquí. Todos juntos hemos hecho posible este sueño." El presidente, que no pudo ocultar su nerviosismo y preocupación  antes del partido, añadió: "En la temporada 92-93 subimos a Primera Regional y a pesar que durante estos nueve años hemos estado cerca de subir e incluso hemos  llegado a disputar una promoción de ascenso que perdimos y que nos quedó un sabor muy amargo, no queríamos volver a pasar por todo aquello. Todo lo que puedo decir es que siento una inmensa alegría  y quisiera dar las gracias públicamente a toda la gente que ha estado aquí con el equipo y que, de una u otra forma, han apoyado al Can Parellada."

El presidente con Albert Luque.
Alegría de los jugadores.
 

Miguel Olmo:

Después de pasar por la ducha, Miguel Olmo, entrenador del Can Parellada resumía su estado de ánimo con un "soy muy feliz". El máximo responsable egarense no podía ocultar su alegría al tiempo que añadió: "Sinceramente creo que tenemos lo que merecemos. Hemos pasado momentos difíciles, pero pienso que hemos sido los mejores. Hemos logrado el ascenso con un equipo muy joven y de gran proyección. Estoy muy contento por los jugadores, porque han pasado por momentos muy duros". Miguel Olmo tuvo palabras de agradecimiento a la afición. "A lo largo de la temporada me había quejado del poco apoyo al equipo, pero lo de hoy no se puede explicar, ha sido fantástico y sólo puedo dar gracias a todos."

Felicitación de la Asociación de Vecinos de Can Parellada.
Comentarios en la prensa.
 

Inmensa alegría:

Para el jugador del Can Parellada Ignasi, la victoria no se podía escapar: "Después de todo un año donde hemos pasado momentos difíciles, el equipo ha demostrado su calidad. Hemos sabido controlar el partido, hemos aprovechado nuestras ocasiones y hemos sabido conservar la ventaja hasta el final". Para el centrocampista egarense, la clave del éxito del Can Parellada, " es la unión que existe en la plantilla. A la calidad individual que se le une la gran calidad humana del vestuario".

 

 

Su compañero Bernat no podía dejar de repetir "esto es increíble". "Siento una gran alegría. Es la recompensa al gran trabajo que se ha realizado durante todo un año y conseguirla así, delante de tanta gente, es impresionante."

La victoria fue especialmente celebrada por Juan Jesús."Me siento muy contento porque he podido desquitarme del penalti que fallé ante el Gironella. El equipo me ha ayudado mucho y eso ha sido muy importante para mí. Este grupo es extraordinario y la afición se merece un diez."(Diari de Terrassa)

Ofrenda floral a la Virgen de Nuria
Ofrenda floral a la Virgen de Nuria.

 Enhorabuena Albert. El Can Parellada asciede y tú a la selección.